Páginas vistas en total

viernes, 21 de septiembre de 2012

Mis precisiones al articulo del País de hoy sobre el acto celebrado en Linares en homenaje a Lolo.

El Diario El País, en su edición de Andalucía. Ha vuelto hoy a hacer, una vez mas, una muestra de un periodismo ideologizante. La casa tiene  buenos periodistas de información religiosa. Juan Bedoya es uno de los últimos de Filipinas, aunque en algún trabajo de los que hace no este de acuerdo, pero es un tipo grande.  Pero ayer con motivo de la entrega del diploma de periodista a Lolo por parte de la Federación de Asociaciones de la Prensa de España, el periodista del Pais de Andalucía, ha escrito al dictado. Algunas aclaraciones a su articulo.

1 . Se este o no de acuerdo, allí se estaba ejecutando un acuerdo del colectivo. Otra cosa  es que el colectivo ande con dificultades. No pasa nada que la,presidenta sea católica. O es que los católicos tienen que estar escondidos? Ha sido elegida democráticamente.No se pueden trasladar los problemas de la asociación a este acto hecho entre gentes sencillas.

2. Dice que la Iglesia se apropio el acto. Ni mucho menos. Fueron invitados gente de la prensa, linares sea,  familia y periodistas. Hubo de representantes de todos ellos? Cuando  a uno lo invitan, o va o se excusa. La iglesia estuvo representada y estuvo con perfil bajo. Los periodistas invitados , incluso en la mesa, ni excusaron la ausencia.

3. Decir que fue una exaltación católica es prueba de no haber estado y haber escrito de oídas. No hubo exaltación, puesto que se  hablo del Lolo completo, o es que hemos de quitarle a Lolo su esencia cristiana? 

4. Por ultimo. Cuando se da un premio, lo mínimo que hay que hacer es agradecer con sencillez, como hizo con una sencillez pasmosa, al margen de diatribas periodísticas, un sobrino de Lozano Garrido, como hizo la familia de Miguel Hernández a quien, con otro rato, también le concedieron el titulo de periodista póstumo sin haber pisado las aulas de La universidad. Sobre los textos periodístico de Hernández habría mucho que decir. Yo mismo tengo una prueba de lo contestados que fueron. El era un poeta, y no un periodista. Pero ya sabemos que la ideología, incluso dentro de la iglesia, pero también afuera, es una enfermedad.

Reitero lo dicho. Dejad los márgenes de Lolo desembarazados. 

Un breve pero insidioso articulo que nada tiene que ver con Lolo

No hay comentarios:

Publicar un comentario