Páginas vistas en total

lunes, 27 de mayo de 2013

Licht, Mehr Licht



Para G. Siempre para G cuando hablamos de luz.

Pues sí. Quiero explicaros en esta entrada de mi blog, el Blog del Flaneur por las calles de Madriz y del mundo, a qué se debe el cambio de nombre en mi página de Facebook. Qué importa un nombre si no aporta luz. Y es que estoy convencido, y lo entendí más contemplando una tarde la cúpula del Panteón de Roma con un dolor inmenso que anidaba en mi pecho y que fue suavizado por esa luz, , que es la luz cada vez más fuerte la que ha de orientar la vida. Como esas plantas que crecen a la zaga de la luz, heliotropos creo que se llaman.

Pues bien. Cuenta Thomas Bernard en su libro “Goethe se muere” que el fisósofo de Königsberg,afincado en Weimar, cuando estaba muriendo, ya en su habitación, pidió dos cosas. Una que hicieran venir hasta su cama al filosofo Witgenstein. Quería discutir con él la importancia de la luz de los colores. Los amigos se lo querían impedir y no lo dejaban entrar en la habitación para no molestar al filosofo alemán. ( Hay mucha gente que evita que alguien conozca a alguien que le aporte luz) El insistía, además en otra cosa, mirando a la ventana por la que entraba una luz cegadora. Quería que se abrieran los postigos, quería más luz para comprender, para ver, para poder seguir viviendo. Acertaba a ver el infinito como una gran luz. Y gritaba “Licht, Mehr Licht”. Me da igual quienes dicen que es algo apócrifo, pero le pega al filósofo de la Crítica de la Razón Pura. Y me impresionó mucho esta frase que me enseñó un gran amigo hace un año. Él suele ir escribiendo por la paredes ,a lápiz , de forma sencilla, esta frase. Es como un pequeño mantra que se ha instalado en sus ágiles dedos y en su cara, una pequeña clave para seguir viviendo el día a día. Los deseos de luz son siempre los que alientan. Él me ha enseñado a huir de todo aquello que no aporta luz, es decir “verdad y conocimiento”. Y ¡ hay tanta gente que se revuelve en la oscuridad y la tiniebla! Hay que dejarlos aparcados en las cunetas, porque la luz les molesta.

Hay palabras luminosas y acontecimientos luminosos. Hay personas luminosas y paisajes luminosos. Hay gigantes de la luz que sacan por sus ojos con una mirada atenta, una mirada que hace que todo desaparezca alrededor, porque esa luz es exquisita. Luminoso es el mar, el cielo y la luna. Pero también hay luz las sonrisas y en los razonamientos. Po eso hoy más que nunca quiero levantar vuelo en busca de la luz. Luz es más amar que ser amado. Es mas derramar amor que recibirlo. Uno es mas luminoso cuando más luz da. La luz aumenta cuando tienes más ganas de amar y mengua cuando las ganas son de ser amado. Entonces mengua esa luz. He descubierto que cuando he amado a alguien he tenido más luz y cuando he buscado ser más amado, entre en buhardillas oscuras en las que solo veía piltrafas. Po eso confieso que cada día tengo más luz, porque cada día tengo unas ganas inmensas de amar, y de hacerlo incluso de forma brutal

Lo he entendido. Ha hecho falta mucho dolor para verlo. Algo nuevo ha nacido. Por eso cuando alguien nace se dice que la madre “ha dado a luz”. 

Si, la luz, siempre la luz. En un cuadro o en una escultura, en una mueca o en una frase precisa. Luz en el silencio y luz en una vida sin complicaciones...una vida que todo sea gozar del momento y seguir regalando amor. Imaginaos a alguien en una plaza, con la cántara de agua llena y dándola gratis quien quier beber. Porque él ya no está sediento. Lo mismo la luz y lo mismo el amor.
Por eso he querido gritar, que cuando se hundan los suelos, se caigan los muros y los techos se vengan abajo , solo quedará la luz esplendorosa, que nadie puede explicar y que todos pueden comprender.

“Luz más luz” y seguiremos buscándola en la soledad infinita. Aunque ella nos acompaña.

Y por eso he hecho cambios por aquí.


domingo, 26 de mayo de 2013

Odio las mentiras negras. Me sonrío y solazo ante las mentiras blancas.


Hoy quiero hablar de la mentira, esa mala hierba que anida entre dos almas. No me refiero a la mentira piadosa, que es esa “mentira blanca” de la que hablan los ingleses y que hace no sufrir, que hace sonreír. Esas mentiras que , al fin y al cabo, sirven para seguir viviendo de sueños. No. No es a ellas a la que me refiero. Bien sé de ellas. Y puedo decir que no me afectan; todo lo contrario hasta me divierte. La vida es un juego de mentiras blancas.

Me refiero a las otras, a las mentiras lacerantes revestidas de verdades eternas. A esas que anidan en quienes, por oficio, han de decir la verdad siempre y una verdad que ennoblezca. La de aquellos que se desgañitan hablando de la Verdad y en contra del relativismo y son pura mentira en sus vidas, en sus gestos, en su continuo vivir machacando, mintiendo, odiando, pisoteando, vejando y siempre sonriendo. Hay gentes que han hecho de la mentira oficio que al final siempre les da beneficio. Son capaces de ir mintiendo como quien camina. Lo que te dicen en la noche no son capaces de sostenerlo durante el día. Son las mentiras desnudas que tanto daño hacen. Instalados en la mentira trepan sin parar por escaleras impresionantes. Era Goebbles, el alter ego de Hitler, quien decía que “Una mentira repetida adecuadamente mil veces se convierte en una verdad”. Pero lo que me preocupa “no es que me hayas mentido, sino que, de ahora en adelante, ya no podré creer en ti” decía Nietzsche. Y mas si esa mentira viene acompañada de silencios. Me gustan los silencios cuando son fruto de la verdad, pero ya se detectar los silencios que nacen de la mentira. Prefiero esos silencios soñadores que pueblan el alma y que prefieren no decir todo a decir la mentira. Benditas mentiras blancas. Malditas mentiras negras.

He visto mentir a políticos tan descaradamente que ya huelen a mentira. Es el perfume con el que cada mañana se rocían la cara. He visto mentir a eclesiásticos a los que no les importa mentir con tal de no hacer ver que son amigos tuyos, te están apuñalando con la mentira y ya hace mucho que los descubrí bajo la beatifica sonrisa de su mirada. He visto mentir con ojos llenos de lagrimas y con bocas plagiadoras. He visto mentir sin rubor. Mienten amigos y enemigos. Solo no mienten los sencillos, porque su cara los delata.
La mentira se ha instalado en el corazón de la gente mucho más frecuentemente de lo que nos creemos.

La verdad tirita, a veces sola y aterida ante el vendaval de la mentira atroz. La verdad es limpia, tiene brillo en los ojos y es sencilla.

Cuando se cumplen años nos hacemos amigos de las mentiras blancas, piadosas, silenciosas y hasta te hacen sonreír. Prefiero estas mentiras blancas.

Las otras son dagas en el alma…..y cada dia las pillo al vuelo. Hay que cuidarse de ellas. Matan. Las otras, las blancas, acompañan.

miércoles, 15 de mayo de 2013

Algo se rompió de pronto. Oí el crujido en el pecho


A François Mauriac, el escritor francés con quien tanto he gozado y que un día sintió cómo se rompía su vieja relación con la Iglesia. .

No fue el frío lo que la despertó, cuando las horas se arrastraban hasta el alba, sino la falta de calor de su cuerpo que ya no sentía sobre su costado. Lo vio en la penumbra, alejado, distante, junto a la ventana, sentado en el borde del sillón, con sus grandes manos tapándose la cara. Se acercó a él con un silencio más fuerte que cualquier grito. No quiso mancillarlo. Lo tomó por las axilas y lo devolvió a la cama. Ella adivinó, al sentir entre sus manos el rostro húmedo, que había llorado. Y fue entonces cuando le preguntó al oído qué es lo que había pasado. El buscó las palabras, sin saber cómo expresar lo que bullía en el pensamiento. No sabía cómo contar que algo se había roto adentro. Lo pudo oír. Lo había despertado. Había sido como un crujido de costuras en su pecho. Se acostó, sintiendo la mano de ella acariciando su cuerpo. Se dio la vuelta y se cubrió con el embozo de la sábana. De pronto, en el silencio y en la oscuridad de la noche, dijo: “No puedo inventar lo que hay que contestar para no herirte, para no horrorizarte. Lo único que es vedad es que soy completamente otro. Ese crujido me ha hecho verlo” Y la oscuridad se hizo espesa. Cerró los ojos. Ella contempló la tranquila respiración del sueño, ese ruido de un rio vivo, la resaca de la vida de un cuerpo sometido a leyes oscuras. Soñaba, no sufría. Estaba allí, varado, sin defensa alguna. Y ella, contemplándolo al alcance de su mano, de su boca, perdido para siempre en su sueño.

Y en el sueño sintió que su cuerpo se zambullía en un rio poderoso y tranquilo. Y braceaba buscando la superficie , descubriendo un alivio infinito, una luz cegadora y esplendorosa que aquietaba las palabras, el pensamiento, el deseo, los sentimientos, las viejas parcelas de su vida. Y lo llevaba al mar infinito. “¡ Estoy vivo” ¡ gritaba. “ ¡Qué bien estar vivo en este cuerpo, aunque se aloje en una vieja carcasa! “ Y sentía su sangre caliente, su médula regeneradora, su carne saludable, su sonrisa abierta y sus manos llenas, reivindicando el viejo parentesco de la fuerza.  
Ella se dio la vuelta. El siguió en su sueño. Ella supo que todo estaba perdido cuando siguió viendo cómo las lágrimas rompían diques y lanzaban las aguas al amar abierto.




"Este mensaje y/o sus anexos pueden contener información personal y confidencial cuyo uso, reproducción o distribución no autorizados están legalmente prohibidos. Por lo tanto, si usted no fuese su destinatario y, erróneamente, lo hubiera recibido, le rogamos que informe al remitente y lo borre de inmediato El correo electrónico vía Internet no permite asegurar la confidencialidad de los mensajes que se transmiten ni su integridad o correcta recepción. Grupo SM no asume responsabilidad por estas circunstancias”.

"This message is intended only for the use of the named recipient(s) and may contain confidential and/or privileged information. If you are not the intended recipient, please contact the sender and delete this message. Any unauthorized use of the information contained in this message is prohibited. Internet e- mail neither guarantees the confidentiality nor the integrity or proper receipt of the messages sent. Grupo SM does not assume any liability for those circumstances”.