Páginas vistas en total

miércoles, 25 de abril de 2012

Con Peixoto en este día portugués....

Leer a José Luis Peixoto, ese joven escritor luso con buenas perspectivas de futuro, ya consagrado en Portugal, es una delicia. Hoy ha de ser recordado, en este día grande para Portugal. La cadencia de su prosa, la adjetivación, las frases cortas y esa puntuación que te lleva en volandas, son una muestra de su maestría. En su brazo lleva tatuado el territorio mítico de Faulkner. En su prosa se respira la tierra húmeda que riega el Tajo, las huertas de los campos extremeños, el olor a las cocinas de las casas del Barrio Alto o la Alfama. Entra, pluma en mano, en los sentimientos más íntimo y convive con ellos y los hace gritar, reir y soñar. No es hombre de pasear por la calle de los Plateros o el Rossio, en esa cruadrícula de Pombal, como es La Baixa, sino de meterse en los recodos del Chiado. Al leerlo parece como si escucharas en lamento de las plañideras en un dia de luto o la fiesta d elos adolescentes en los campos de Mafra. . Con motivo de una visita a Madrid, tomamos un café. le devolví el que tomé un día con él la Brasileira, en el Chiado, junto a la estatua de Pessoa. Le gusta, cuando viene a Madrid, perderse por Malasaña. Me firmó su última novela “Livro”, una delicia y le agradecía el “Te me moriste...” y otros de sus exquisitos relatos...No hay que perder de vista a este escritor que huye de los paraninfos y se refugia en el campo portugués. Saramago ha vuelto en su prosa...aunque con una garra más actual.

No hay comentarios:

Publicar un comentario