Páginas vistas en total

domingo, 24 de marzo de 2013

VERGÜENZA AJENA




Vergüenza ajena. Eso es lo que uno siente viendo a unos delincuentes andaluces llevarse el dinero de los parados y entrar a la cárcel sonrientes, desafiantes. Vergüenza ajena cuando uno ve en las imágenes las calles y plazas de nuestra tierra llenas de jornaleros esperando salir a trabajar y mirando al cielo, mientras esta gentuza se los llevan a manos llenas. Vergüenza ajena cuando uno los recuerda a estos haciendo teorías sobre los sindicatos, llamándote cada mañana para enmendarte informaciones. A uno de ellos lo conozco. A ese tal Lanzas lo entrevisté una vez. Estaba en su pueblo, ese en el que ahora han encontrado euros por un tubo, escondidos, agazapados. Albanchez se llama la localidad de Magina, bella, alta, alejada. Creía que no irían allí.  Pues hasta allí ha llegado la mano de la justicia. Siempre se dijo que en Mágina había tesoros escondidos de tiempos de la dominación musulmana. Ahora ha sido de la dominación socialista. Vergüenza ajena de alguien que ha paseado la cara de Jaén por Sevilla, ha sido rey de la noche sevillana, ha quitado y puesto a muchos sindicalistas, ha sido un cacique autentico. Se ha cargado el sindicalismo de un plumazo!

Vergüenza ajena de una clase política que hablaba de eso en voz baja pero no hacia nada por solucionarlo. Compinches en la Junta. Vergüenza de este compatriota, como del otro, el chofer, el que se ponía hasta el culo de cocaína con el dinero de sus paisanos de las Vegas del Sotillo en Andújar. También lo conocí y también supe de sus muchas ocupaciones y de su desfachatez para no poder ir a los cursos en los que preparábamos los bautismos de sus hijos, Andaba muy ocupado. Y no había conversación progre y casposa en la que no hablara de lo muy rica que era la Iglesia, cuando le demandamos una ayuda para un tejado. Vergüenza de un chofer, de un sindicalista, y de un secretario general, un tal Guerrero que sonríe como cínico ante las cámaras. Y seguirán tirando de la manta….Ojalá ¡ Ese es su secreto denigrante

Estos días me acordé de ellos, en Zaragoza, tomando un café junto a la Seo. Vi a Roldan, aquel director de la Guardia Civil que robó hasta los tricornios. Pasó por la cárcel, escribió libros y ahora se paseo con su perro por Zaragoza, En este país el que la hace la paga con cárcel, pero no devuelve lo que se llegó. Hábiles testaferros. Viendo a Roldan en su cinismo me acorde de estos paisanos.

Como me dio vergüenza ver el otro día salir a Bárcenas, con amplia sonrisa, cínico como el que mas, desafiando a los medios de comunicación. Bércenas y las ramas de la derecha de este país que no se resiste a dejar de mandar. Caciques decimonónicos. Bárcenas, el amo del amo, el que anotaba todo para después chantajear. Bárcenas el vasto pijo del Barrio Salamanca que ha denigrado a gente honrada de su partido, como han hecho estos jaeneros en la Junta en donde, durante la era Zarrias, desembarcaron muchos políticos de Jaén, honrados, buenas gente, que ahora se sonrojan ante este tipo.

Los ladrones no son gente honrada. Están denigrando a la clase política. Hay muchos políticos honestos en este país. Hay muchos sindicalistas honestos, pero estos tíos y lo que esconden, han segado la ilusión de muchos Y eso es mas delito que los muchos euros que se han llevado y que les servirán para el mausoleo en el cementerio, pero la ilusión segada de los jóvenes, nadie podrá recompensarla..

No hay comentarios:

Publicar un comentario