Páginas vistas en total

martes, 26 de marzo de 2013

EN BREVE LLEGA LA LUNA Y BRILLARA TEMBLOROSA EN NUESTRAS AGUAS AGITADAS

Ya está aquí. Mañana miércoles será cuando asome enseñoreada en el techo del cielo. Por eso es la Pascua, porque es la primera luna primavera. Aquí está de nuevo, reverdecida, enervante, rompedora, como el olmo seco de Machado en Soria (quiero anotar en mi cartera / la gracia de tu rama verdecida. /Mi corazón espera / también, hacia la luz y hacia la vida, / otro milagro de la primavera.”. El milagro de la luna en primavera, pasado el otoño y el invierno, cercano ya el verano que se deslizará por septiembre. ¡Cómo pasa el tiempo!
Brillante, lejana y solitaria. Como tú. Así es la luna infinita que quizás se oculte estos días  por nubes caprichosas. (Somos nubes que el viento arrastró, piedras que siempre chocamos, borrachera que nunca acabamos)
Pero la luna sigue su ritmo, su recorrido raudo. Selene. Es masculino en alemán y femenino en castellano. Tiene su parte de hombre y de mujer. Está lejos, muy lejos, pero guarda emoción y belleza esa lejanía. Está radiante, muy radiante y en el brillo de su luz la viste de su belleza convulsa. Y está sola, con noble soledad. Cuando se acerca a la tierra tirita en el agua, abraza en los muros y alumbra en los caminos. Como tú lejano, solo y brillante. Con más belleza aún, como ella, que se asoma de vez en cuando y se va…
Es Pascua. Luna llena de primavera. La luna de la noche se recorta sobre las tinieblas humanas, asume su amargura y su soledad, su angustia, desconsuelo y caos. Y las vuelve bellas con su luz blanca, espesa, entrañable. ¡ La luz de la luna es una luz sagrada ¡ El Sol está dándole su fuerza. Quiero ser luna para que el sol me bañe cada día. Quiero ser luna para derramar mi luz en la angustia y quiero bañarme con su luz, abriendo mis poros a la ternura de su abrazo enorme, grande, infinito.
Y los días serán más largos; y las noches más cortas….y cuando se asome a nuestra alma, temblará su figura en nuestras aguas aquietadas o agitadas, aguas de vida.

No hay comentarios:

Publicar un comentario