Páginas vistas en total

lunes, 7 de enero de 2013

El matrimonio gay en Francia y el debate en la escuela. La Iglesia reacciona


El debate en Francia, previo a la aprobación del matrimonio gay, promete ser caliente. Los datos están ahí. El Gobierno, después de tirar de estadísticas, se ha alarmado del número de suicidios de adolescentes por un trauma con su sexualidad. Ha decidido llevar el debate a la escuela y que en las aulas se hable del tema. El gobierno de Holland lo llevaba en cartera. En los últimos días, el ministro de Educación ha escrito una carta a los directores de los centros para que se aborde el tema y que no se oculte el debate en los centros en los que el Estado pone dinero.Lo ha hecho con una carta amenazante incluso con quienes no lo cumplan.  El problema ha surgido cuando en los colegios privados religiosos la negativa a abordarlo ha sido tajante. La Iglesia francesa ha convocado una manifestación para próximos días y sobre el tapete en el país vecino un tema de gran actualidad. De rebote llegará a nuestro país en momentos en los que el Gobierno es urgido por un amplio sector conservador para que derogue la ley de Rodríguez  Zapatero que permite casarse a personas del mismo sexo.
Hasta aquí los datos. El debate sigue abierto. Hace falta amplitud de miras y mucha serenidad para abordar el asunto, que no es tan de color blanco o negro, tiene sus matices. El Vaticano siempre creyó que la España de Zapatero estaba siendo un gabinete de pruebas para otros gobiernos. Este tema del matrimonio entre personas del mismo sexo era uno de ellos. En otros países con influencia protestante, la cosa estaba más dura. Pero España debía cuidarse por su influencia e Latinoamérica. El tiempo ha ido pasando y parece que el Gobierno de Rajoy no está por la labor, pese a que ha habido intentos por parte de algunos miembros del Episcopado que han estado, por otra parte más interesados  en negociar a escondidas la ley de Educación y sus relaciones con la privada, que en estos temas de género. Las últimas palabras del Papa al respecto han dado fuerza a algunos episcopados
Tres ideas me ofrece el dato
-        - La Iglesia debería entrar en el debate con sus ideas legitimas, pero sin querer imponerlas con otra fuerza que no sea la del dialogo y la razón.
-       -  En la formación de adolescentes de los colegios urge una formación integral que ayude a su madurez, no solo intelectual sino también afectiva
-      -   Es hora de que el debate también se aborde en la misma Iglesia, sin miedo y con valentía. Ponerse en dialogo con el mundo es una tarea que no debiera olvidar.
E
Es el momento de la reflexión sereno. No debemos ayudar a que el tema se lleve con virulencia. Las personas son antes que las ideas.


1 comentario: