Páginas vistas en total

lunes, 27 de mayo de 2013

Licht, Mehr Licht



Para G. Siempre para G cuando hablamos de luz.

Pues sí. Quiero explicaros en esta entrada de mi blog, el Blog del Flaneur por las calles de Madriz y del mundo, a qué se debe el cambio de nombre en mi página de Facebook. Qué importa un nombre si no aporta luz. Y es que estoy convencido, y lo entendí más contemplando una tarde la cúpula del Panteón de Roma con un dolor inmenso que anidaba en mi pecho y que fue suavizado por esa luz, , que es la luz cada vez más fuerte la que ha de orientar la vida. Como esas plantas que crecen a la zaga de la luz, heliotropos creo que se llaman.

Pues bien. Cuenta Thomas Bernard en su libro “Goethe se muere” que el fisósofo de Königsberg,afincado en Weimar, cuando estaba muriendo, ya en su habitación, pidió dos cosas. Una que hicieran venir hasta su cama al filosofo Witgenstein. Quería discutir con él la importancia de la luz de los colores. Los amigos se lo querían impedir y no lo dejaban entrar en la habitación para no molestar al filosofo alemán. ( Hay mucha gente que evita que alguien conozca a alguien que le aporte luz) El insistía, además en otra cosa, mirando a la ventana por la que entraba una luz cegadora. Quería que se abrieran los postigos, quería más luz para comprender, para ver, para poder seguir viviendo. Acertaba a ver el infinito como una gran luz. Y gritaba “Licht, Mehr Licht”. Me da igual quienes dicen que es algo apócrifo, pero le pega al filósofo de la Crítica de la Razón Pura. Y me impresionó mucho esta frase que me enseñó un gran amigo hace un año. Él suele ir escribiendo por la paredes ,a lápiz , de forma sencilla, esta frase. Es como un pequeño mantra que se ha instalado en sus ágiles dedos y en su cara, una pequeña clave para seguir viviendo el día a día. Los deseos de luz son siempre los que alientan. Él me ha enseñado a huir de todo aquello que no aporta luz, es decir “verdad y conocimiento”. Y ¡ hay tanta gente que se revuelve en la oscuridad y la tiniebla! Hay que dejarlos aparcados en las cunetas, porque la luz les molesta.

Hay palabras luminosas y acontecimientos luminosos. Hay personas luminosas y paisajes luminosos. Hay gigantes de la luz que sacan por sus ojos con una mirada atenta, una mirada que hace que todo desaparezca alrededor, porque esa luz es exquisita. Luminoso es el mar, el cielo y la luna. Pero también hay luz las sonrisas y en los razonamientos. Po eso hoy más que nunca quiero levantar vuelo en busca de la luz. Luz es más amar que ser amado. Es mas derramar amor que recibirlo. Uno es mas luminoso cuando más luz da. La luz aumenta cuando tienes más ganas de amar y mengua cuando las ganas son de ser amado. Entonces mengua esa luz. He descubierto que cuando he amado a alguien he tenido más luz y cuando he buscado ser más amado, entre en buhardillas oscuras en las que solo veía piltrafas. Po eso confieso que cada día tengo más luz, porque cada día tengo unas ganas inmensas de amar, y de hacerlo incluso de forma brutal

Lo he entendido. Ha hecho falta mucho dolor para verlo. Algo nuevo ha nacido. Por eso cuando alguien nace se dice que la madre “ha dado a luz”. 

Si, la luz, siempre la luz. En un cuadro o en una escultura, en una mueca o en una frase precisa. Luz en el silencio y luz en una vida sin complicaciones...una vida que todo sea gozar del momento y seguir regalando amor. Imaginaos a alguien en una plaza, con la cántara de agua llena y dándola gratis quien quier beber. Porque él ya no está sediento. Lo mismo la luz y lo mismo el amor.
Por eso he querido gritar, que cuando se hundan los suelos, se caigan los muros y los techos se vengan abajo , solo quedará la luz esplendorosa, que nadie puede explicar y que todos pueden comprender.

“Luz más luz” y seguiremos buscándola en la soledad infinita. Aunque ella nos acompaña.

Y por eso he hecho cambios por aquí.


No hay comentarios:

Publicar un comentario